ME PUSE EL MEJOR DISFRAZ PARA TI.

En mi habitación  mi corazón revoloteaba como un ave
feliz y tétrica a la vez, se agitaba sin cesar como en un cielo sin nubes.

Como un cuervo agreste me empujó hacía el espejo y vi mis ojos
llenos de confusión, eran como agujeros
sin fin extraviados en el crepúsculo, como una mirada vaga,
provocativa, curiosa y taciturna que se disfrazaba de si
misma.

Elegí el disfraz de esa noche y entre telas de seda, joyas preciosas
y muebles cristalinos, ahí reposaba mi cabeza vacía de pensamientos para ese momento,
medité la tranquilidad por largos minutos. Con la fuerza estrujada entre las entrañas
para aquella mencionada celebración, tomé el bolso y salí corriendo.

En el aludido lugar contemple fríamente la atmósfera que se
respiraba, recuerdo que al llegar fingí no mirarlo, pero los
insultos silenciosos estallaban en mi mente, la ahora nueva
fémina de sus sonrisas regocijaba al otro lado.

La multitud y él presenciaban la esbeltez elegante de mi disfraz y
después de un corto lapso de tiempo él y yo desaparecimos
del espacio. Nos evaporamos así como el agua en un desierto abrasador.

Las manecillas del reloj parecían detenerse cuando nuestras
miradas se dispararon una contra la otra. Entonces aprecie el
singular aspecto de una culpable alegría. Se encontraba tan
cerca, que podía inhalar sus suspiros, me quemaba por dentro y
me llenaba de un deseo constante. El aire extraño de la
habitación revelaba el reencuentro de un amor pasado.

En medio de la noche oscura, volví a recorrer su
cuerpo como una arma febril, rosaba sus manos al seno desnudo
como un amante en su juego salvaje saciando su sed.

La tortura de tal placentero instante nos envolvía en un solo
cuerpo firme, sus caricias en toda mi piel hacían fiestas extrañas.

Sentir sus besos otra vez enloquecían todo mi ser, bajo los
rayos de la luna el reloj comenzaba a avanzar y la noche que
nos vestía a desaparecer.

El sol radiante empezó a cubrir nuestra habitación, donde los
suspiros de viejos amantes, fueron solo brisas ligeras de una
noche efímera.

____________

Anuncios

Acerca de orlom

Todo ahora o nada para siempre.
Esta entrada fue publicada en General, Relato. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ME PUSE EL MEJOR DISFRAZ PARA TI.

  1. Muy descriptivo … jeje.. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s